20.12.10

Jaque mate

Un Texto de Aris
 
 
Un bar de copas como otros muchos. Una mujer sentada en un taburete  con una copa delante, los brazos sobre la barra y la cara apoyada en una mano. Su mirada perdida en el infinito parece explorar regiones desconocidas.

Un hombre entra o estaba allí, eso no importa, solo interesa el momento en que sus ojos se dirigen hacia ella. Se acerca despacio, no tiene prisa, sabe que va a continuar allí, moviéndose lo imprescindible para ser mirada. Roza su brazo como por casualidad, le dice que no es la primera vez que la ve en ese lugar a la misma hora, como una aparición. Ella contesta algo sobre el tiempo, sobre la ausencia, cualquier cosa para salir del paso o para continuar la conversación, da igual.

¿Qué hacen a esas horas? Son dos desconocidos, ambos buscan, eso los une esa noche, una de tantas, un encuentro casual  ¿Pero qué buscan?

Ella un sueño para llenar sus noches y sus días. No lo alcanza, así son los sueños, lo sabe pero no se resigna.  Él, una más para olvidar su miedo. Un vagabundo, su condena es ir errante.

¿Qué hacen juntos? No hay salida. Si, la puerta, salen juntos ¿Y después? Hacen el amor en casa de uno o del otro ¿Y luego? Hablan, ponen pasado, presente y devoran el futuro para volver a empezar en el mismo punto, cada uno en el mismo lugar de siempre ¿Y si se encuentran de nuevo?

Los dos saben que no hay peligro, no se reconocerán, nunca se encontraron.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pensaron volver... ¿volverán?

Entradas populares

Loading...