9.12.10

Autoría

Un texto de Isabella:
(a propósito del concurso  Cuenta 140. Tema: La moneda)


"Era tan vanidoso que cuando corrió la voz de que las monedas que falsificaba eran copias exactas, para darse a conocer, comenzó a firmarlas." 




A propósito:
un texto de Woman on line:

¡La vanidad! ¡Ay! Sustantivo femenino, pecado capital, defecto del carácter…

Denominaciones que en sí mismas podrían llevarnos a reflexionar sobre ese “deseo excesivo de mostrar las propias cualidades y ser reconocido y alabado por los demás” que se llama VANIDAD.

A nadie nos pasa desapercibida la presencia de una persona vanidosa, y acaso ninguno de nosotros podamos escapar de ciertos momentos de vanidad. Al fin y al cabo, la confianza en uno mismo y la valoración de nuestras capacidades, es un requisito necesario para la construcción de un “yo” amable  (¿se llama autoestima?)

Otra cosa es cuando ese reconocimiento se convierte en el único eje sobre el que gira una vida y el monólogo, su exclusivo modo de comunicar. O cuando, como en el caso del protagonista del microrrelato de Isabella, somos llevados, por un acto de vanidad insaciable, a lugares que desvelan las pequeñas falsificaciones con las que tratamos de ocultar la infelicidad, la inmadurez, el vacío interior… 

Gracias Isabella por este microrrelato que nos ha puesto a pensar.


7 comentarios:

  1. No esta mal la pagina...espero seguir entrando y aprender de tí...
    Un besote

    ResponderEliminar
  2. Fibonacci:

    Gracias por tu visita y tu comentario. Estaré encantada de seguir recibiéndolos, así, aprenderé también yo.

    Acabo de pasear por tu cacharrería. Volveré, me gustan los cacharros.

    ResponderEliminar
  3. "He conocido a más hombres arruinados por la vanidad que por la coyuntura económica. La vanidad es "un afán excesivo y predominante de ser admirado" (María Moliner). Lleva a comportamientos excesivos, porque se basa en una torpe alteración de la jerarquia de valores. El parecer se sobrepone al ser" [Josë Antonio Marina, dixit)

    ResponderEliminar
  4. Buen relato y análisis perfecto, la verdad es que todos tenemos algo de vanidad, lo que no es malo, pero como todas las cosas cuando se exageran terminan pasándonos la cuenta.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Woman, lo has dicho todo tú, poco nos has dejado para comentar, tienes más razón que un Santo. Recibe un beso.

    ResponderEliminar
  6. Pablo:

    Tres aportaciones muy buenas. Me gusta sobre todo la de Marina... quizas estamos pasando por un momento social en el que el "parecer", y el "tener"...se sobreponen al "ser". ¿Una sociedad vanidosa la nuestra? Un beso.

    Gaspar:

    ¡Que verdadero eso de que cuando nos excedemos nos pasan la cuenta! Lo curioso es que por más, o por menos, por exceso o por defecto, solemos andar desajustadillos en ese terreno.

    Gracias por seguir contandonos. Besos sin exceso :-)

    Anónimo:

    Gracias por tu visita y tu "precioso" comentario. Espeero seguir viéndote por aquí.

    Tortuga:

    Gracias por venir, por comentar y también por ponerme a pensar.

    ¡Ojala se pudiera decir todo! Si así fuera, me pregunto si existiría la escritura... no necesitaríamos seguir buscando palabras para tratar de decir algo sobre el ser, la vida,la muerte, el amor... ¡tantas cosas sobre las que sabemos tan poco!

    ¡Ojala! todo lo que se pudiera decir sobre la vanidad estuviera contenido en esas pocas frases(podría hablarse de mi vanidad ahora al contestar; podríamos reflexionar cada uno sobre los modos en que ejercemos nuestras vanidades) ¿acaso los blogs no son también un modo de "mostrarnos" para el reconocimiento de un otro que está ahí, detrás de la pantalla, siguiendonos?

    No sé tortuga, no sé. Quizas parezca lo contrario cuando hablo, por el modo contundente de usar las palabras, pero en realidad ¡sé tan poco!

    Sin embargo, lo más importante para mi de tu comentario (que muestra que has podido decir algo) es que me lleva a plantearme cómo conseguir una escritura menos cerrada, que de posibilidad a quien la lea de continuarla mediante sus reflexiones y comentarios.

    Gracias, gracias, gracias. Y otro beso por tu paciencia para leer esta larga respuesta.

    ResponderEliminar

Pensaron volver... ¿volverán?

Entradas populares

Loading...