10.1.11

Poema adolescente

"la vida te da sorpresas"
cuando me siento junto a la barra.
Unas barbas, unas gafas
y Marina está a mi lado.

Tu voz llama mis palabras
Navajas sigue sonando,
más que la boca, tus ojos,
me sonrién encantandos.

Un beso me das y te vas.
Un beso que no te he negado
Vozka con naranja y vuelves
Te digo que no te he pensado

Entonces, tras un silencio,
-el corazón palpitando-
tonta yo, mi nombre invento
tu, Javier, te inventas Pablo.

2 comentarios:

  1. ... pronto, tras silencios.. deberé inventar nombres, con un gin-tonic en la mano, intentando recuperar mi adolescencia perdida... me ha encantado...
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Tu "Retrato de año nuevo" me gustó, porque aunque rezuma el pesimismo existencial que con frecuencia te acompaña, es al mismo tiempo un canto a la esperanza, una ruptura vcaliente, un cambio de estilo en la pintura de tu vida. Mucha sensibilidad y poesía, mucha alma. Después en tu escrito "Monólogo nocturno", vuelves otra vez a las andadas con la interpretación monocolor del mundo. Es también un texto precioso, delicado, sensible, denso, intenso,... Pero te convietes en juez y parte, en el Demiurgo que configura el mundo a su antojo y quiere que cada pieza encaje en su puzzle personal. Ese poeta seguro que no era ni tan fanfarrón al comienzo, ni tan lindo al final. Tú lo has leído así en uno y otro momento. Quizás esté el fallo en la lectura y no en la escritura. ¿No te ha pasado que según tu estado de ánimo has desdeñado un texto que luego saboreaste con deleite en otra luna?, ¿No has padecido días en los que no te aguantabas y sin embargo otros amaneceres te veías divina? Quizás la pulsión con que vives la vida te hace pergeñar con demasiados perfiles la personalidad de los demás y no estamos tan defiinidos en la vida real. Me sigue gustando mucho cómo escribes porque le sigues poniendo alma. Aunque a veces sea un alma enlutada. Joseobarti.

    ResponderEliminar

Pensaron volver... ¿volverán?

Entradas populares

Loading...